¡Vamos a por el tercero!: porque sin formación mal vamos si queremos darle buen trato a la infancia

congreso infancia

En el año 2014, un equipo multidisciplinar hicimos un primer Congreso en Santiago de Compostela. Fue en el salón de actos de la facultad de Psicología y tuvimos la ocasión de escuchar, entre otros, a Jesús Palacios y Elena Borrajo, Santiago Míguez y Mario Bedera,  referentes por diversos motivos a la hora de fijarnos cuando hablamos de buen trato y protección de nuestra Infancia.

Dos años después, en 2016, el salón de actos del Rectorado de la Universidad de A Coruña, sirvió de escenario del I Congreso internacional sobre derechos y deberes de la Infancia: cómo crecer valientes, confiados y confiables. Para nosotros fue un éxito como Entidad casi recién nacida en el sector de la infancia (no así nuestra ocupación y preocupación): conseguimos mezclar a todos los sistemas y lograr que se escucharan: sistema jurídico, sanitario, educativo, social y comunitario, familiar, mediático, político, de protección, de reparación y apoyo profesional. Más de 60 ponentes que conversaron sobre buen trato y protección. También estuvo la mesa de la Infancia, ya que ellos son los auténticos protagonistas de todo lo que hacemos en PEstudio.

Consecuencia de este Congreso es este código ético que se sigue construyendo:

Los días 15, 16 y 17 de noviembre (2018), en Santiago, en el Aula 5 de la Escola Galega de Administración Pública que nos cede la dirección Xeral de Xuventude, celebramos un Congreso más para seguir buscando la excelencia en cómo trabajar TODOS para que nuestros menores de edad crezcan valientes, confiados y confiables. Así llegarán a la mayoría de edad.

Este va a ser un Congreso diferente. Para ello contamos primero con gente muy generosa: porque ponen sabiduría profesional y experiencias personales al alcance de los asistentes para hacernos sentir lo que un niño o una niña sienten cuando lo tratamos bien o cuando lo maltratamos.

Esta es nuestra propuesta:

  • Jueves y viernes: dos entrevistas en profundidad. Dos historias de vida diferentes en cuanto a puntos de partida: la historia de un niño que llega a una familia en la que se supone está todo bien; y la de otro niño que llega a una familia donde parece que no está todo bien.

Antes y después de las entrevistas haremos actividades grupales dirigidas a compartir emociones: alegría, rabia, angustia, miedo, euforia, soledad, amor, aburrimiento, abandono, ansiedad, confianza, compasión, culpa, celos, confusión, depresión, desconfianza, desesperación, envidia, esperanza, fastidio, entusiasmo, hostilidad, crispación, frustración, impaciencia, indiferencia, hastío, inseguridad, negación, odio, preocupación, pánico, paciencia, rabia, rebeldía, rechazo, rencor, resignación, serenidad, estrés, vergüenza, tristeza, valentía ….

Porque sólo si estamos bien, podemos crecer valientes, confiados y confiables.

Lo que nos toca vivir no depende de nosotros, cómo lo vivimos sí. Aquí está nuestra gran oportunidad.

congreso infancia
  • Sábado: tertulia entre personas que tienen distintas experiencias vitales y distintos puntos de vista para encontrar un punto en común. Pondrán sobre la mesa propuestas creativas, sanitarias, de ocio, sociales… Porque en el buen trato y protección de nuestra infancia tenemos que todos a una.

Esta jornada también empieza y termina con actividades grupales para potenciar nuestra inteligencia emocional.

El cierre del Congreso tiene un objetivo al que estás todos invitados: crear un equipo de trabajo multidisciplinar que durante dos años (hasta Congreso 2020) trabaje sobre un proyecto de mejora para el buen trato a la infancia, medible y evaluable.

Para los que tengáis ganar de venir, que sepáis que las jornadas de jueves y viernes tendrán lugar en horario de mañana y tarde; la jornada del sábado es sólo de mañana.

Hasta aquí, por hoy, os seguiremos contando a través de nuestro periódico online el portal de la infancia

 

P.D. El público al que está dirigido este Congeso es la sociedad en su conjunto ya que todos formamos parte de ese gran círculo que debe garantizar buen trato y protección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *